Parques y vallas para perros 2020

Con nuestros parques para perros, tu mascota será la más feliz jugando dentro y tú podrás tenerla vigilada cuando sea necesario. Tanto en el exterior como en el interior, los parques para perros son una opción muy práctica cuando necesitamos limitar el espacio de nuestro compañero temporalmente.

Los parques para perros son una opción muy versátil para alojar a tu mascota. Son el lugar idóneo para que jueguen varios cachorros o animales de pequeño tamaño; pero no solo eso: en él podrás tener a tu mascota controlada mientras limpias la casa o realizas cualquier actividad en el jardín y también podrá usarlo para exposiciones caninas.

En nuestra tienda online con Amazon encontrarás, por un lado, los que están fabricados en loneta y en nylon, lavables y que tienen características similares. Cuentan con cremalleras para un sellado perfecto, redecillas para una correcta ventilación y varios bolsillos en los que podrás guardar todo lo que se te ocurra. La red de seguridad superior protege a los animales del frío y la suciedad y evita que se escapen. Además, se montan y desmontan fácilmente y son muy ligeros, para que puedas retirarlo cuando no lo vayas a utilizar y llevarlo de un sitio a otro, incluso de vacaciones, pues una vez plegado se guarda en un bolso que ocupa muy poco espacio.

El otro tipo disponible son los parques metálicos, para interior y exterior. Este tipo de parques para perros se limpian muy cómodamente y su mayor ventaja es que su estructura en paneles permite variar la forma y el tamaño.

Solo nosotros tenemos todo lo que necesitas para tu mascota.

Rejas, barreras y vallas para perros

Si no quieres que tu amigo peludo entre o salga de una determinada zona de la casa, por el motivo que sea, puedes optar por poner una valla o barrera para perros. Se trata de una solución práctica, y fácil de montar, que podrás utilizar tanto en el interior de casa como en el exterior.

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de barreras y vallas para perros, de distintos tipos y tamaños, y fabricadas con una diversidad de materiales. A continuación, vamos a hacer un recorrido por algunas de las opciones más interesantes, para que puedas encontrar la que más se ajusta a tus necesidades.

Valla de seguridad metálica para perros | Lindam Easy Fit Plus Deluxe

Puntos clave de la valla Lindam

  • Valla de seguridad fabricada en metal
  • Tiene un mango ergonómico con cierre fácil
  • Con sistema de cierre doble
  • Muy segura y cómoda de usar

Ver más de la valla Lindam

Esta barrera de seguridad metálica de color blanco puede ser una gran solución para evitar que tu perro entre en habitaciones que no deba, o suba o baje por una escalera. Resulta muy sencilla y rápida de instalar, ya que viene montada y lista para usar, ajustándose firmemente a través de sus cuatro puntos de presión. El tornillo sobre moldeado facilita la instalación y el apriete de la barrera cuando la presión se afloja.

Cuenta con una puerta con mango ergonómico de diseño estrecho con un sistema de cierre fácil “empujar y cerrar”, que permite cerrar y bloquear la puerta en su lugar de forma segura. Además, tiene un sistema de cierre doble, lo que significa que puede abrirse en una o dos direcciones para una máxima seguridad.

La valla tiene una altura de 74 cm, y se adapta a huecos de entre 76 cm y 82 cm, pero puede ampliarse con extensiones, hasta llegar a los 117 cm. Las extensiones, eso sí, se venden por separado, y las tenemos disponibles en dos tamaños: 7 cm y 14 cm.

¿Quién debería comprar valla Lindam Easy Fit Plus Deluxe?

Quien desee controlar, con una valla metálica de buena calidad, el acceso de su perro a determinadas zonas del interior de la casa.

Comprar Valla Lindam en Amazon

Vista previaProducto
Lindam Easy Fit Plus Deluxe – Valla de seguridad para perros y bebés

Ver en Amazon

Si, además, quieres hacerla más grande, podrás comprar sus extensiones haciendo clic en los siguientes enlaces: extensión de 7 cm y extensión de 14 cm.

Ofertas de vallas, cercas y parques para perros: los modelos mas vendidos

SUPERVENTAS Nº 1 en 2020

SUPERVENTAS Nº 5 en 2020

SUPERVENTAS Nº 2 en 2020

SUPERVENTAS Nº 6 en 2020

SUPERVENTAS Nº 3 en 2020

SUPERVENTAS Nº 7 en 2020

SUPERVENTAS Nº 4 en 2020

SUPERVENTAS Nº 8 en 2020

Y hasta aquí nuestro repaso a las mejores cercas, barreras, vallas y parques para perros que podemos encontrar a día de hoy en el mercado. No olvides, también, hacerte con una buena caseta para perros, un transportín y con alguno de los mejores juguetes para perros: ¡es importante que nuestros peludos tengan sus espacios y, además, se diviertan!

Guía de compra: qué tener en cuenta al comprar una valla, cerca, barrera o parque para perros

Por mucho que queramos a nuestros perros y nos guste disfrutar de su compañía hay momentos en que, por un motivo u otro, necesitamos limitar su espacio en nuestra casa: puede ser que no queramos que entre en alguna habitación o zona de la casa, que queramos protegerlo de un posible peligro, o que queramos proporcionarle un espacio propio.

Sea cual sea tu motivo, en el mercado puedes encontrar una gran variedad de barreras, vallas y parques para perro; pero, ¿qué opción es la más adecuada para ti y para tu peludo?

Parques y barreras para perros: ¿qué opción es la mejor?

Los parques para perros son estructuras donde podrás meter a tu peludo en momentos puntuales, en los que, por el motivo que sea, quieres mantenerlo a buen recaudo. También te vendrán muy bien para proporcionarle a tu mejor amigo un espacio propio, al que acudir cuando quiera estar tranquilo.

Por su parte, las vallas o barreras para perros te servirán para evitar que tu peludo entre o salga de una habitación de la casa, o para protegerle de una zona que pueda ser peligrosa para él.

Veamos cuáles son las ventajas de cada uno de ellos.

Cuándo utilizar un parque para perros

Hay varios casos en los que un parque para perros podría serte de gran utilidad. Veamos algunos ejemplos.

  • Tienes un cachorrito y no quieres que se pasee por toda la casa cuando tú no estás, dejándote pis y caca por los sitios más insospechados. Además, a tu cachorro le vendrá muy bien tener un sitio seguro en el que meterse a dormir, e incluso para jugar.

  • Si tienes un perro al que le encanta destrozar cosas en tu ausencia, puede venirte muy bien tener un parque. Eso si, nunca le hagas meterse dentro como castigo. Lo mejor es que tu peludo se acostumbre a estar dentro, y lo vea como algo agradable: su espacio personal. De este modo, podrás dejarle dentro cuando salgas un rato, él se quedará contento, y tu mobiliario no sufrirá las consecuencias.

  • Si tienes un jardín que es una maravilla, con su zona de plantas, setos, etc, y tienes miedo de que tu perro te lo destroce, una buena opción es ponerle un parque metálico allí, cuanto más grande mejor. De esa manera podrá disfrutar del aire libre y jugar fuera, sin que tus plantas corran peligro.

  • Tu perrita acaba de tener cachorros y quieres proporcionarle un espacio seguro para ella y sus bebés. En este caso te vendrá genial un parque metálico, ya que es espacioso y podrás meter dentro una cama, o cojines y mantas. Lo bueno de este tipo de parques es que, si dejas la puerta abierta, la nueva mamá podrá salir cuando lo necesite, pero los cachorritos no podrán, ya que el umbral de la puerta suele estar un poco elevado.

Cómo elegir el parque para perros más adecuado

Para elegir un buen parque para perros, debes pensar si lo quieres para utilizar en el interior de casa o en el exterior. En caso de que lo quieras para acotar un espacio en tu jardín, patio o terraza, la mejor opción son los parques metálicos, que suelen tener mayor tamaño que los de tela, y que no se estropearán a causa de las inclemencias del tiempo.

Si tu perro es muy grande, o quieres proporcionarle un mayor espacio, tienes incluso la posibilidad de comprar dos parques y unirlos. Otra ventaja de este tipo de parques es que pueden disponerse de distintas formas, de modo que puedes ajustarlos perfectamente al espacio del que dispones.

Si necesitas un parque interior, ya que vas a ponerlo dentro de casa, también tienes modelos de tela que pueden venirte muy bien, especialmente si tu perro es de tamaño pequeño o mediano. Tu peludo podrá utilizarlo a modo de “habitación personal”, y utilizarlo para dormir, o relajarse.

Estos parques, además, tienen la ventaja de que se pliegan por completo, haciendo que sean muy fáciles de transportar a cualquier sitio, por lo que pueden venirte muy bien si te vas de vacaciones, o de camping con tu perro, ya que podrás llevártelos contigo.

Si quieres poder dejar a tu perro dentro del parque cuando salgas de casa, asegúrate de que está acostumbrado a estar dentro, y que le gusta, y lo ve como un sitio en el que puede relajarse y divertirse, de ese modo se quedará tranquilo y se sentirá protegido cuando te vayas. Y, reitero una vez más: nunca obligues a tu perro a meterse en un parque para castigarle; la idea es que lo vea como algo positivo.

Cuándo utilizar una barrera o valla para perros

Una barrera o valla para perros puede venirte muy bien si quieres evitar que tu peludo entre en una determinada zona de la casa, sea por el motivo que sea. Veamos algunos ejemplos en que una de estas barreras pueden sernos útiles:

  • No quieres que entre en alguna habitación por la casa por la razón que sea.

  • Quieres que se quede en una determinada habitación, que tienes acondicionada para él, cuando te vas de casa un rato.

  • No quieres que entre en la cocina cuando estás preparando la comida, para evitar accidentes.

  • Has traído otro perrito, o cualquier otra mascota, a casa, y quieres mantenerlos separados los primeros días, sobre todo cuando los dejas sin vigilancia.

  • Quieres evitar que pueda salir a una terraza, por ejemplo, porque crees que podría caerse.

  • No quieres que se acerque a la chimenea, o a una zona en que haya cables o algo que pueda ser peligroso para él.

  • Viene una visita, y tienes un perro que se pone muy nervioso, con lo cual es mejor mantenerlo aislado.

A la hora de elegir la valla más adecuada para ti, tendrás que tener en cuenta el tamaño del hueco que quieres que cubra, y el material que prefieres. Puedes elegir entre barreras metálicas, de tela o de madera, y eso ya es cuestión de gustos, y de cómo sea tu perro.

Si es de los que les gusta mordisquear, puede que las de madera no sean la mejor opción. Las de metal son las más resistentes, pero si el espacio a cubrir es grande, tendrás que ponerles extensiones. Además, el espacio para pasar es más pequeño que en el caso de las vallas retráctiles, que se enrollan, dejando el espacio casi totalmente libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.